January 29 2019

5 errores comunes que estás cometiendo con tu A/C

La factura de la energía se dispara cuando no hay un uso correcto del acondicionador de aire, pero no es lo único a lo que muchos temen. También los microorganismos que actúan como toxinas cuando se inhalan, y el desgaste de un uso ineficiente de tu unidad, son factores poderosos que pueden desencadenar una serie de otros problemas en tu vida diaria.

FRIOPARTES te presenta los 5 errores más comunes que probablemente estás cometiendo con tu unidad de A/C. Con estos consejos queremos que evites malgastar su eficiencia, protejas tu salud, y puedas ahorrar en consumo energético, todo ¡al mismo tiempo!

1. Usar filtros de aire viejos.

El elemento más crítico de tu unidad de A/C son los filtros de aire. Si estos están sucios pueden provocar un flujo de aire increíblemente deficiente en tu hogar. También pueden aumentar tus facturas de energía hasta en un 15%, pueden acortar la vida útil del sistema de tu unidad.

Lo ideal es que cambies los filtros de aire al menos una vez cada tres meses, o incluso con la frecuencia de una vez al mes, dependiendo de la frecuencia con la que utilices tu A/C.

La buena noticia es que estos filtros son generalmente asequibles y puedes encontrarlos en cualquier tienda FRIOPARTES. Además, si tienes un sistema sin conductos, es más sencillo, ya que puedes limpiar los filtros con un trapo.

2. Cortinas y persianas abiertas.

El enemigo número uno de tu aire acondicionado son los rayos del sol. Las ventanas grandes, especialmente aquellas que miran hacia el sur, tienden a absorber el sol y el calor excesivos si no están adecuadamente sombreadas.

Al deslizar las cortinas y cerrar las persianas para bloquear los rayos del sol, también terminarás protegiendo tus espacios interiores del calor provocado por rayos solares. Siempre mantén tus ventanas cubiertas durante el día para evitar que tu unidad de A/C trabaje demasiado al querer enfriar la habitación.

3. No tener un termostato programable.

Un termostato programable puede ahorrarte mucho dinero en tus facturas de energía, ya que aumenta o disminuye la temperatura automáticamente cuando te encuentras lejos de tu hogar.

Un termostato no programable no es efectivo, ya que puedes olvidarte de ajustar la temperatura antes de salir de casa o de la oficina.

Los nuevos termostatos controlados por teléfono inteligente, simplifican aún más la programación y el monitoreo. Además, puedes encontrarlos en cualquiera de nuestras tiendas.

4. Enfriamiento de habitaciones vacías.

¿Cuántas habitaciones de tu casa usas con frecuencia?, ¿y cuántas se están enfriando en comparación? ¿Estás enfriando todas las habitaciones, incluidas las que no usas?

Siempre es bueno evitar enfriar las habitaciones que no utilizas con frecuencia, como las habitaciones de huéspedes. Puedes estar perdiendo mucha energía, si por ejemplo tienes un aire central en la sala, pero las puertas de todas las habitaciones de tu casa están abiertas.

Cada vez que lo enciendas, camina por tu casa y asegúrate de cerrar todas las salidas de aire acondicionado que se abren en las habitaciones desocupadas.

También debes cerrar todas las puertas de los armarios, para asegurarte de que estos espacios no se traguen el aire frío.

5. No realizar un mantenimiento regular.

Tu aire acondicionado debe recibir servicio de mantenimiento por mínimo dos veces al año. Considera dar servicio a tu sistema a principios y mediados del año, o justo antes del comienzo del verano, para que funcione de manera óptima.

Una inspección anual puede identificar todos los problemas que deben abordarse para asegurarte de que la unidad no se averíe cuando más la necesitas.

 

 

Si no has revisado tu aire acondicionado, puedes comunicarte con cualquiera de nuestros técnicos o visitar nuestras tiendas para solicitar nuestros servicios. ¡Será un placer atenderte!

Nueva llamada a la acción

 

Ebook
LA GUÍA DEFINITIVA PARA SABER QUÉ TIPO DE AIRE ACONDICIONADO COMPRAR.
DESCARGAR