August 22 2019

¿Cómo aumentar la eficiencia de tu refrigerador?

Los refrigeradores necesitan constantemente electricidad para funcionar y mantener los productos frescos, su función no es solamente importante sino que también esencial en la vida cotidiana de muchas personas.

 

La tecnología de refrigeración está mejorando con el tiempo, pero aún son grandes consumidores de electricidad, por lo que FRIOPARTES te presenta esta guía rápida para poder optimizar el rendimiento de tu refrigerador, y ahorrarte unos lempiras en la factura de electricidad.

 

1. Permite que el aire fluya.

Una de las partes más importantes del refrigerador es su condensador. Si el condensador del aparato funciona en buenas condiciones, funcionará de manera eficiente.

refrigeradora parte de atras - Buscar con Google

Un condensador requiere una gran cantidad de aire fresco para funcionar correctamente, asimismo, si no hay suficiente aire fresco alrededor del compresor y las bobinas, entonces el refrigerador tendrá que trabajar más y consumirá más energía.

Es importante que el refrigerador esté a mínimo 15 cms. de distancia de la pared para que tenga suficiente espacio y reciba aire fresco.

 

2. Protege tu refrigerador de concentraciones de calor muy altas.

Para mantener tus alimentos refrigerados a la temperatura perfecta, el compresor se pone en marcha cuando está cerca de fuentes de calor. Esto no solo hace que trabaje más, sino que es un rápido desperdicio de energía e incluso puede acortar la vida útil del aparato.

Para evitar esto, intenta mantener tu refrigerador alejado de la estufa, el horno, el lavaplatos o cualquier otro aparato que pueda omitir altos niveles de calor. También es aconsejable mantenerlo alejado de cantidades prolongadas de luz solar directa, para evitar que funcione en exceso.

3. Cuida las bobinas del condensador.

Las bobinas del condensador eliminan el calor del refrigerador. Si las bobinas grandes en la parte posterior o inferior de tu refrigerador comienzan a llenarse de polvo, les resultará difícil continuar funcionando de la manera eficiente en que fueron diseñadas.

En el caso de ser descuidadas, las bobinas funcionarán el doble de lo que se espera, aumentando así el consumo de energía y posiblemente ocasionando problemas en el futuro.

Para asegurarte de que tus bobinas se limpien correctamente, invierte en un cepillo de cerdas para eliminar fácilmente la suciedad acumulada a lo largo de los años. No tienes que limpiar las bobinas a menudo, solamente lo suficiente para evitar la acumulación que afecta el rendimiento de la unidad.

4. No guardes inmediatamente las sobras, o cualquier alimento caliente.

Incluso los detalles más pequeños pueden ahorrarte una gran cantidad de dinero en tu próxima factura de energía. Al dejar que las sobras se enfríen después de una comida, estarás reduciendo la cantidad de calor que se agrega al interior de tu aparato.

taper comida - Buscar con Google

También debes guardar adecuadamente tus alimentos en un envoltorio protector o “Tupperware”, antes de colocar tu plato en el refrigerador, ya que evita que el calor residual se escape a tu unidad. Solo ten cuidado, no dejes que la comida se enfríe demasiado tiempo, ya que puede echarse a perder. 

5. Mantén las puertas cerradas.

No importa qué tipo de refrigerador tengas, esta es la forma más barata de reducir el consumo de energía. Pararse frente a un refrigerador abierto puede y tendrá un gran impacto en tu factura de energía. A medida que el aire frío se escapa de tu refrigerador, requerirá más energía para devolver a la temperatura deseada una vez cierres las puertas.

Si es posible, decide lo que deseas sacar, antes de abrir las puertas de tu refrigerador o congelador. Tomar decisiones antes de abrir el refrigerador te permite limitar la cantidad de veces que lo abres diariamente, lo que a su vez conservará una gran cantidad de energía en tu hogar.

6. Aprovecha el agua y el hielo en la puerta.

En lugar de abrir la puerta de tu congelador para obtener unos cubitos de hielo o tomar una botella de agua, usa la función de la puerta para reducir la frecuencia con la que se abren las puertas.

Este simple paso puede mejorar fácilmente la eficiencia de tu electrodoméstico, ahorrandote dinero y potencialmente aumentando la vida útil de la unidad. Si tu refrigerador no tiene un dispensador de hielo incorporado, debes considerar comprar una máquina de hielo portátil. Este práctico aparato te permite obtener el hielo que deseas, sin tener que abrir la puerta del congelador.

7. Organiza y elimina el desorden de tu refrigerador.

Aprovecha el espacio interior de tu refrigerador y congelador, para organizar tus alimentos de manera adecuada. Cuando tus artículos son fáciles de encontrar dentro del refrigerador, puedes pasar menos tiempo con la puerta abierta, rastreando alimentos.

refrigeradora ordenada - Buscar con GoogleTambién debes considerar reducir la cantidad de artículos en el estante superior de la unidad, especialmente artículos como bolsas de pan grande, cajas de alimentos o platos con sobras de alimentos. Esta es una ubicación privilegiada en tu refrigerador, y debe usarse para los artículos más usados.
 
Cuanto más fáciles de agarrar, más rápido se cierra la puerta.Además, los objetos más grandes almacenados en la parte superior de tu refrigerador pueden atrapar el calor dentro de la unidad, lo que eventualmente obliga al compresor a trabajar más y eso te costará más dinero a largo plazo. 

8. Comprueba la temperatura interior.

Al igual que tu aire acondicionado, aumentar ligeramente la temperatura de tu refrigerador puede traducirse en enormes ahorros en la factura eléctrica. Para que tu unidad brinde la mayor eficiencia, configura la temperatura de tu refrigerador entre 36-38°F y el congelador entre 0-5 °F.

Si tu aparato no proporciona lecturas de grado exactas, la configuración de tu unidad en el punto medio del dial de temperatura, generalmente funciona. 

9. Reduce la acumulación de escarcha.

Dependiendo de tu refrigerador, puedes requerir un descongelamiento manual. La acumulación de escarcha puede afectar las bobinas dentro de tu refrigerador, lo que obliga a tu unidad a trabajar horas extras.

Es importante descongelar el refrigerador con doble puerta, de vez en cuando, para que el aparato funcione correctamente. Muchos modelos vienen con la función de descongelamiento automático que te ahorra muchos problemas y tiempo. 

10. Lo más importante que debes saber

En resumen, la clave para mejorar el rendimiento de los refrigeradores es su mantenimiento constante. Al seguir estos sencillos pasos para aumentar su eficiencia, puedes reducir el consumo de energía y ahorrar bastante dinero en electricidad cada mes.

 

Si consideras que es momento de comprar un nuevo modelo, asegúrate de visitar FRIOPARTES en tu próxima compra. ¡Será un placer atenderte! 

Nueva llamada a la acción

Ebook
LA GUÍA DEFINITIVA PARA SABER QUÉ TIPO DE AIRE ACONDICIONADO COMPRAR.
DESCARGAR